Al menos 39 personas, la mayoría niños, resultaron heridas en un ataque con arma blanca en una guardería de la ciudad meridional china de Wuzhou, informó la prensa local.

Tres personas están en estado grave, según la cadena estatal CCTV, que indicó que los heridos fueron trasladados al hospital, mientras que el autor del ataque, un guardia de la escuela, fue detenido por la Policía local.

El gobierno local indicó que 37 estudiantes y dos adultos habían sufrido diversos tipos de lesiones.

Pese a que China trata de mantener siempre su imagen de país seguro, los ataques en lugares públicos son bastante comunes, así como los sucedidos en centros escolares.

China ha registrado varios ataques indiscriminados con arma blanca en los últimos años, algunos de ellos dirigidos contra menores de edad en colegios o incluso guarderías, perpetrados con frecuencia por personas con problemas mentales.

Esta nota originalmente se publicó en López-Dóriga Digital

Compartir

Dejar respuesta