En cuanto inicie el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) el 1 de julio, los estadunidenses ya perfilan denuncias contra los mexicanos en diferentes áreas como supuesta explotación laboral infantil en el sector agropecuario, reveló la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

En videoconferencia el presidente de la Comisión de Comercio Exterior de Concamin, Eugenio Salinas, dijo que aún hay oportunidad de que el gobierno de México y sector privado se prepare para enfrentar esos posibles casos, ya que aseguró, no son reales y por lo tanto ya trabajan en demostrarlo.

“Algo de inteligencia que se tiene en Washington por parte de nuestro despacho, es que se están enfilando algunas denuncias por allá, y potenciales casos que se inician una vez entrando en vigor. En la parte de cuestiones laborales y medioambientales del capítulo 31 de solución de controversias, hay algunas denuncias de trabajo infantil y de trabajo forzado hacia el sector agroalimentario mexicano, que ya estamos defendiendo y documentando que no es cierto”, aseveró.

Señaló que también se deben alistar en las auditorías que se hacen de comercio exterior, “cuando uno debe tener los documentos que amparan cada máquina, una exportación, importación que se da a la autoridad; ahora tenemos que tener una serie de cuestiones de ver cómo son nuestras relaciones con los sindicatos y trabajadores en general”.

Salinas comentó que contar con esas herramientas administrativas protegerá a México si llega a haber alguna denuncia, “porque aquí no sería contra una empresa, sino va contra una planta productiva de una empresa. Ahí el riesgo es que si no hay una respuesta correcta o hay una reincidencia podemos llegar al extremo de que se detengan las exportaciones”.

Cuidar legislación en México

El representante de Concamin advirtió que se debe cuidar en México algunas leyes o proyectos de ley que se están planteando, ya que esto, puede generar más denuncias por parte de Estados Unidos a México y afectar seriamente las exportaciones.

“Hay proyectos de ley para el sector del agua; hay proyectos nuevos en la ley de propiedad intelectual. Que no contravengan al tratado, hay que tener un poco de cuidados, si esas leyes o propuestas de modificación que se han hecho al Congreso, en aras de pensar que tenemos que hacerlas para cumplir con el tratado”, comentó.

En ese sentido agregó que se debe revisar la ley que se está proponiendo en la infraestructura de calidad, “nunca la habíamos tenido, las normas son para cuestiones de seguridad, eso es muy riesgoso; hay una ley de propiedad intelectual que hay que estar pendiente y tres iniciativas en la ley de aguas que si cambian las condiciones para la inversión vamos a tener problemas”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta