Al conocer a través del sector salud este 2 de junio que en la población ya había un infectado de Coronavirus, el cabildo de Abejones, perteneciente a Ixtlán, decidió tomar cartas en el asunto y no le quedó otro camino que el aislamiento.

“Hemos decidido a partir de ahora mantenernos todo el pueblo en aislamiento, nadie entra y nadie sale de Abejones si no es para alguna urgencia en por lo menos en 15 días. Ya hicimos un comunicado y con perifoneo se está avisando a la comunidad que por el caso que se tiene, aunque está en la ciudad de Oaxaca, se mantendrán estas medidas”, dijo el presidente municipal Mauricio Cruz Vargas.

Cruz Vargas dijo que una de las primeras acciones que realizaron en Abejones fue la instalación de filtros en las dos únicas entradas y salidas que posee el pueblo, donde elementos de la policía municipal verifican quién sale y entra, pero que al saber de este caso, la decisión comunitaria ha sido el cierre total de las mismas cuando no se trata de un asunto de máxima importancia.

Dijo que la entrada de vehículos con mercancías se ha restringido, ya que “por ahora sólo se le permite el paso a los camiones de Diconsa que llevan productos básicos con el protocolo de llegar, descargar y retirarse. Con el anuncio del aislamiento, las tiendas se han surtido, y esperamos que no haya escases de alimentos en estos 15 días, si eso pasara, tomaríamos una decisión avalada por la gente para buscar soluciones, como la de una comisión que pueda salir para traer insumos”.

A quienes viven en este lugar se les ha pedido el uso de cubrebocas, evitar concentrarse, mantener la sana distancia y principalmente observar el aislamiento en casa; medidas a las que a algunas personas les ha costado trabajo adaptarse, pero ante las que han hecho un gran esfuerzo para no arriesgar la salud de la comunidad, sostuvo.

Abejones también –como muchos otros municipios- es un pueblo de migrantes, esto ha implicado que su gente, hasta el mes de mayo, haya mantenido movilidad hacia otros lugares como Ixtlán o Guelatao con el propósito de cobrar las remezas que les envían sus familiares desde los Estados Unidos, principalmente; situación ante la cual las autoridades municipales también han previsto una alternativa: unirse en solidaridad por estos próximos días y no salir a realizar estos retiros.

Las principales actividades económicas de este lugar, como son la agricultura y el aprovechamiento forestal, continuarán realizándose únicamente al interior de Abejones,  y quienes las llevan a cabo deben respetar las medidas sanitarias preventivas.

El edil manifestó que este primer caso de contagio ha cambiado la manera de pensar de algunos habitantes de este municipio que no creían en la epidemia. “Con esto mucha gente ahora ya lo está tomando muy en serio, lo están tomando de manera más responsable. Como autoridad, nuestra responsabilidad es salvaguardar a las y los habitantes. Vamos a esperar los avisos de las autoridades sanitarias y esperar que en estos 15 días las cosas puedan mejorar”.

TDG / WLT
Compartir

Dejar respuesta