Organizaciones en defensa de la equidad de género en Oaxaca informaron que durante los 75 días de la fase de aislamiento preventivo por la pandemia del coronavirus, se han reportado en la entidad un incremento del 25 por ciento en casos de violencia intrafamiliar, donde además se han registrado 16 feminicidios.

Yesica Sánchez Maya, presidenta de la organización Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, presentó el documento “Violencia feminicida en Oaxaca, la pandemia que no cesa”.

Se establece que El Istmo registró el mayor número de asesinatos de mujeres durante la contingencia, con siete casos. Le siguen la Sierra Norte con tres, mientras que en la Costa y Papaloapan hay dos, en Valles Centrales y la Mixteca reportan uno, respectivamente.

“Cientos de niñas y mujeres se encuentran en contextos que ya de por si resultaban peligrosos por los altos índices de agresiones a las que están expuestas de manera cotidiana y sistemática”.

Dijo que más del 60 por ciento de las víctimas fueron asesinadas con arma de fuego y el resto con arma blanca, golpes, calcinadas o estranguladas. El 43 por ciento de los asesinatos ocurrieron mientras las mujeres se encontraban en espacios públicos.

Por otro lado, agrega que la violencia familiar también se incrementó en 25 por ciento respecto al primer bimestre de 2020. Más del 80 por ciento de los ataques sucedieron mientras las víctimas se encontraban en su casa, 64 por ciento fueron atacadas por sus parejas, esposos y familiares y 21 por ciento por hijos, el resto de los agresores eran conocidos.

Los ataques van de las amenazas, golpes e insultos, hasta agresiones con arma blanca, asfixia e intento de feminicidio, se contabilizaron 7 casos de delitos sexuales en lo que va de la contingencia.

Demandó se asigne y etiquete presupuesto suficiente para enfrentar todos los hechos de la violencia feminicida, la destitución de los funcionarios que tengan antecedentes de agresión contra las niñas y mujeres, en diversas modalidades y tipos, así como cuando por sus acciones u omisiones, en cumplimiento de su cargo, se vulneren o se pasen a llevar los derechos de ellas.

Esperan dictar en forma oportuna las órdenes de protección para niñas y mujeres en situación de violencia y que las unidades de atención familiar generen mecanismos para cubrir las necesidades de las mujeres que están pidiendo auxilio.

Exigen justicia en caso de fotógrafa

En tanto la madre de la fotógrafa María del Sol Cruz, Soledad Jarquín Edgar, demando al fiscal general de Justicia de Oaxaca, Rubén Vasconcelos, dar la cara, para responder porque ha permitido la impunidad a favor de los criminales de su hija, a dos años del crimen artero registrado en el municipio de Juchitan de Zaragoza.

Dijo que no hay ningún avance sustancia, y reprobó la actuación de la Fiscalía y del Tribunal de Justicia y demandando cambios de mandos y de titulares por que han permitido la impunidad.

Aceptó que es evidente a todas luces que la justicia en Oaxaca se corrompió, por que hay una cadena de complicidad, donde están involucrados, policías, autoridades municipales, agentes de investigación, jueces, funcionarios estatales, municipales y hasta dirigentes de partidos políticos.

“Ante estos hechos, el pueblo en Oaxaca le teme más a la injusticia que a la propia pandemia por covid-19”.

Sostuvo que es urgente cambiar y modificar las estructuras de justicia en México para que se termine por siempre las injusticias contra los crímenes de mujeres.

Agregó que «es necesario un sistema de justicia perfecto, sin fallas, donde no se cometan errores».

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta