Seis casos positivos del virus SARS-CoV-2 que provoca la enfermedad COVID-19 han sido detectados  en la Penitenciaría Central de Ixcotel pero los infectados ya reciben la atención médica necesaria, informó la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO).

La dependencia precisó  que a través de la Subsecretaría de Prevención y Reinserción Social se mantiene el monitoreo permanente del estado de salud de los reclusos afectados y la comunicación permanente con sus familias.

Respecto al Centro Penitenciario de Tanivet, las siete personas privadas de libertad a quienes se les detectó el virus, ya se encuentran en franca recuperación.

De acuerdo con el protocolo de salud, desde el primer momento de registrarse los síntomas, dichas personas se han mantenido en aislamiento, bajo vigilancia y observación permanentes, con las debidas precauciones sanitarias.

“El personal y la población penitenciaria que estuvo en contacto con ellas, se encuentra bajo las mismas medidas de atención y observación médica”.

La SSP manifestó que en coordinación con los SSO se monitorea permanentemente los 11 Centros Penitenciarios de la entidad, manteniendo y reforzando las medidas y acciones de prevención sanitaria en los mismos.

TDG/WLT

Compartir

Dejar respuesta