El acuerdo con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) que llevó a queWalmart de México pagara 370 millones de dólares (8 mil 079 millones de pesos) por pago de impuestos, se originó tras una denuncia penal, en medio de una ofensiva del gobierno mexicano para recuperar gravámenes no pagados por grandes contribuyentes, de acuerdo con información de la agencia Bloomberg.

A principios de este año, funcionarios mexicanos presentaron una denuncia penal ante juzgados fiscales federales por la estrategia de Walmart de México para minimizar las ganancias de la venta en 2013 de la cadena de restaurantes Vips a Alsea.

Así, el acuerdo anunciado entre el SAT y Walmart de México es el más grande en la historia reciente, según lo han dicho expertos en impuestos, y marcó un momento decisivo en la batalla del presidente, Andrés Manuel López Obrador, para poner fin a la evasión fiscal generalizada en México desde que asumió el cargo a fines de 2018.

Asimismo, el acuerdo también reduce la probabilidad de que el minorista más grande del mundo se enfrente a un mayor enjuiciamiento por cuestiones fiscales.´

Acuerdo con SAT levanta preocupaciones

No obstante, el acuerdo ha suscitado preocupación en los directores financieros y auditores, que temen que el gobierno pueda convertir las amenazas de enjuiciamiento y vergüenza pública, por lo que muchos se apresuran a resolver disputas fiscales.

Por tanto, solo unos días después de que se anunció el acuerdo de Walmart de México, el embotellador de Coca-Cola y el operador de tiendas de conveniencia, Fomento Economico Mexicano (Femsa) dijo que pagaría un acuerdo aún mayor, de 8 mil 800 millones de pesos, alrededor de 410 millones de dólares, para evitar ir a los tribunales.

Además, el fin de semana, López Obrador dijo que International Business Machines Corp. acordó pagar 669 millones de pesos.

El pago de Walmart de México equivale a poco más de 1 por ciento de los ingresos anuales de la compañía a partir de 2019, mientras que el acuerdo de Femsa representa menos de 2 por ciento de sus ingresos de 2019.

Según lo documentado por la agencia Bloomberg, Walmart de México no había declarado ningún impuesto al momento de la venta de la cadena de restaurantes Vips y las tácticas utilizadas por Walmart para reducir sus obligaciones fiscales han sido utilizadas por otras compañías.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta