Una manifestación multitudinaria organizada en París para denunciar la muerte de un joven afrodescendiente al ser detenido en 2016 derivó, tras conocerse un informe forense que atribuye su fallecimiento a la policía, en altercados y enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Europa también registra diversos casos de racismo, apoyados por la xenofobia de la extrema derecha. (AFP)

Los manifestantes fueron convocados por el comité de apoyo a la familia de Adama Traoré, un joven de 24 años que murió en 2016 tras ser arrestado. A menos 15 mil personas, según las fuerzas del orden, se concentraron desde media tarde junto al nuevo Palacio de Justicia, al norte de París, convocados por el colectivo «La Verdad para Adama».

«Hoy no se trata solo del combate de la familia Traoré, se trata del combate de todos ustedes […]. Hoy, cuando peleamos por Georges Floyd, peleamos por Adama Traoré», lanzó Assa Traoré, hermana mayor de Adama, frente a los manifestantes, que gritaban «Revolución» o «Todo el mundo odia a la policía».

La mayoría de los migrantes, en los últimos años, dentro de Europa provienen de África. (AP)

El llamado a la manifestación coincidió con un movimiento de protestas en Estados Unidos tras la muerte de George Floyd. «Lo que ocurre en Estados Unidos es lo mismo que ocurre en Francia», consideró la activista.

Durante horas la protesta se desarrolló sin incidentes, pero hacia las 21:00 locales se registraron altercados protagonizados por algunos de los participantes, que quemaron mobiliario urbano y ocuparon algunas vías de comunicación, y el lanzamiento de gases lacrimógenos por parte de la policía.

Francia había registrado fuerte protestas en 2019 por la reforma a las pensiones en el país. (AP)

Los manifestantes blandieron pancartas en las que reclamaban «justicia» para Traoré y otras que recogían los lemas que se repiten en Estados Unidos por el asesinato de George Floyd a manos de la policía en Minneapolis.

¿Quién era Adama Traoré?

El 19 de julio de 2016, Adama Traoré falleció en una comisaría de Persan, a las afueras de París, unas dos horas después de haber sido arrestado por los gendarmes en Beaumont sur Oise al terminaro una persecusión. El caso se ha convertido en un símbolo de la violencia policial en Francia.

El asesinato de George Floyd ha originado diversas protestas en Europa, en países como Reino Unido y Holanda. (AP)

La semana pasada, un dictamen pericial descartó la responsabilidad de los gendarmes, pero el martes, otro informe encargado por la familia de la víctima, apuntó hacia el tackleo en el vientre, la técnica de detención empleada por los gendarmes.

Yassine Bouzrou, uno de abogados de la familia, aseguró en declaraciones a un conal local que «los gendarmes que le hicieron el tackleo lo mataron» y que el juez de instrucción «hace todo lo posible para proteger a los gendarmes».

El racismo ha recobrado fuerza debido a la expansión de gobiernos de extrema derecha. (AP)

La prefectura había prohibido la manifestación a causa de la emergencia sanitaria por el coronavirus, que no permite las concentraciones de más de 10 personas, y también por riesgo de «altercados».

Antes de la protesta, el prefecto de la policía de la capital, Didier Lallament, envió un correo a los agentes en el que les aseguraba que «entendía su dolor» y en el que afirmaba que «en la policía no hay razas, ni racializados ni opresores racistas. Hay funcionarios comprometidos con la libertad, la igualdad y la fraternidad», según una información publicada por el portal Mediapart.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta