El estado de Minnesota presentó este martes una denuncia de derechos civiles contra el Departamento de Policía de Minneapolis tras la muerte de George Floyd. Aseguró que investigará las políticas y prácticas del departamento policial de los últimos 10 años para determinar si está implicado en discriminación “sistémica” contra los afroamericanos.

La queja proviene del Departamento de Derechos Humanos estatal. La denuncia esta dirigida contra un departamento policial que durante décadas ha sido acusado de brutalidad y otros actos de discriminación contra afroamericanos y personas de minorías, incluso dentro del departamento mismo.

Los detractores afirman que el departamento tiene una cultura que se resiste a los cambios y se convirtió en blanco de recientes críticas tras la muerte de Floyddespués de que un agente le oprimiera el cuello con una rodilla e ignorara al detenido que le decía que no podía respirar hasta que dejó de moverse.

Las dos autopsias realizadas al afroamericano George Floyd, la oficial y la independiente, han arrojado la misma conclusión: su muerte a manos de policías hace una semana fue un homicidio.

Difieren, sin embargo, en qué causó el homicidio; mientras la autopsia contratada por la familia apunta a una muerte por «asfixia», la del forense del condado habla de un «paro cardiorrespiratorio» ocurrido mientras le inmovilizaban.

Estados Unidos registra manifestaciones en todo el país debido a su asesinato a manos de la policía en Minneapolis, las mayores protestas desde las registradas en los años sesentas con el activismo a favor de los derechos afroamericanos de Martin Luther King.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta