Aldabra es un atolón, una formación circular parecida a una isla, en la cual había cientos de especies que fueron desapareciendo con el paso del tiempo. Una de ellas fue el ave ferroviaria Aldabra, la cual dejó de ser vista hace 135 mil años.

Sin embargo, las condiciones climatológicas de este lugar ocasionaron que esta especie volviera a aparecer debido a un proceso de evolución que tuvo un animal cercano a este.

De acuerdo con los científicos que estudian el suceso, el animal que es similar en cuanto al tamaño a los pollos proviene del linaje de pájaros conocidos como rielde garganta blanca.

Volvió a verse

Esta denominación se les da por los colores característicos que aparecen en sus cuellos. Su aparición después de tanto tiempo podría ser un indicio que determine que es posible que se den nacimientos de animales que ya no es posible ver en el planeta.

Según los especialistas, este pájaro podía volar, pero evolucionó al punto de no hacerlo debido a que no tenía depredadores en esta ubicación geográfica.

Esta incapacidad de alejarse por medio de sus alas fue el motivo por el que esta especie dejó por primera vez la Tierra, ya que el nivel del mar subió a tal punto que llevó a esta especie a la extinción.

Sin embargo, el resurgimiento del atolón ha permitido que esta especie vuelva a aparecer, como también lo han hecho la tortuga gigante de Fernandina o el cahow de Bermudas.

Esta nota originalmente se publicó en El Heraldo de México

Compartir

Dejar respuesta