El abuso animal puede tener límites demasiado crueles, como lo que le ocurrió a esta elefanta embarazada en Nueva Delhi, India.

De acuerdo con la información, el animal falleció en Kerala el pasado miércoles, cuando el especimen comió una piña que dentro de ella tenía un petardo.

Presuntamente la elefanta embarazada permaneció en medio del rió Velliyar sin poder hacer más, justo cuando el dispositivo explosivo se activó al interior de su boca.

Un oficial del distrito de Kerala, Mohan Krishnan, contó que la elefanta que estaba en espera de un bebé murió un par de días después de que el petardo explotó en su hocico.

De acuerdo con las autoridades y testigos, el animal dejó el bosque con la intención de solicitar comida a los habitantes de la villa de Malappuram, quienes fueron los responsables de darle la fruta llena de explosivos.

La boca, lengua y mandíbula del animal terminaron completamente destruidas, por lo que la elefante dejó de comer.

“Se quedó tumbada cerca de la leña, en la tierra donde jugaba y creció. El médico que realizó la autopsia detalló que no estaba sola”, contó en redes Krishnan.

El animal no salió del río y ahí murió, ya que no permitió que las autoridades la auxiliaran.

Esta nota originalmente se publicó en Radio Fórmula

Compartir

Dejar respuesta