Derivado de la crisis provocada por la pandemia de coronavirus, se estima que México será un perdedor ya que al menos la mitad de los cuatro millones de microempresas y de las cerca de 200 mil PyMes podrían quedar en quiebra ante un magro programa de ayuda, además del freno en la inversión en respuesta a la incertidumbre en la gestión del gobierno, estimó el Egade Business School.

En su estudio Navegando el Cambio entre lo Transitorio y lo Perenne, de Jorge A. Martínez-González, Director del Think Tank Financiero de EGADE Business School, destacó que en México observan algunos riesgos, uno de ellos la posibilidad de registrar deflación por una mayor oferta laboral y de bienes y servicios -pues las fábricas continúan, pero los hogares deciden ahorrar.

En su estudio señaló que existe el riesgo en México de una crisis de liquidez que se convierta en crisis de crédito y que a su vez lleve a una crisis de solvencia, observable en el aumento de los spreads en la deuda, las tasas de defaults en los bonos y las quiebras de empresas y de bancos pequeños.

Asimismo observó el riesgo de una recesión extendida hacia el 2021 y 2022 debido a la poca eficacia de las medidas de estímulo económico o bien por una nueva ola en la pandemia y advierten de un pico en el riesgo financiero que lleve a un efecto dominó en el sector corporativo, incluso en los sectores fuertes como el industrial, la vivienda y la tecnología, más allá de los sectores más expuestos como aerolíneas, turismo y de retail.

No obstante, en el estudio destaca como oportunidad la cercanía con Estados Unidos y un sector manufacturero diversificado, finanzas relativamente sanas y una vocación exportadora muy vibrante bajo un T-MEC que continúa, “nos significan una red de salvación contra una depresión extrema y más aún bajo la presunción de que el gobierno de Estados Unidos tiene gran interés en ello, pues de lo contrario, la migración les sería intolerable.

Otra fortaleza posible es que China perderá la preferencia mundial en las cadenas de valor, y un ganador muy probable es México.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta