Policías municipales de la ciudad de Oaxaca, protestan frente a su cuartel en la calle de Morelos, para exigir una mesa de diálogo con el presidente municipal Oswaldo García Jarquín.

Señalaron que requieren mayor atención para mejorar sus condiciones laborales, ya que cada día se están contagiando  de Covid-19 más uniformados, ante la falta de insumos para protegerse.

También hace falta que les otorguen el bono por riesgo de trabajo que les fue ofrecido, además de solicitar que a todos los integrantes de la corporación les realicen la prueba del coronavirus.

Lamentaron que ya sean cuatro los policías muertos por la enfermedad, sin que se apliquen medidas adecuadas para evitar que sigan contagiándose.

En la mañana, frente a la Plaza de la Danza, al iniciar este lunes un acto de protesta, policías municipales acusaron al presidente municipal, Oswaldo García Jarquín de Inhumano pues no ha dado atención a sus demandas que tienen que ver con la protección para no contagiarse de coronavirus, mientras el número de decesos de elementos del orden por esta enfermedad  suman cuatro y cinco más graves.

Con una tos severa, la representante de los uniformados Petrona Constanza Gutiérrez Lucas pidió poner freno al contagio por Covid-19 en la corporación al tiempo que externó las demandas de los inconformes entre los cuales se encuentran:

1.- Retiro de los policías municipales de los filtros sanitarios instalados en el contorno del Mercado de Abasto “porque son los lugares en donde se han infectado mis compañeros”.

2.- Prueba Covid-19 a todos los elementos de la corporación y que los resultados les sean entregados.

3.- Entrega de material para protección, como cubrebocas, guantes, caretas y gel antibacterial.

4.- Renuncia del director de la Policía Municipal Aquileo Sánchez Castellanos y del subdirector Marco Fredy.

Petrona, dijo que la corporación se encuentra diezmada porque varios de sus compañeros se encuentran en cuarentena y otros más bajo observación médica al ser sospechosos de la enfermedad.

Indicó que los policías que realizan la protesta se encuentran francos, es decir, cumplieron con su labor y  en ningún momento descuidarán la vigilancia en la ciudad, pero que desean una mesa de trabajo con García Jarquín.

Los inconformes, molestos, calificaron a Oswaldo de inhumano pues ha ignorado la demanda de los uniformados lo cual ha provocado el deceso de cuatro de ellos.

“Nos dieron equipo a cuatro de los directivos, por revoltosos, nos dijeron, pero no les han dado material de protección al resto de los compañeros”, asentó.

TDG / WLT
Compartir

Dejar respuesta