El presidente de España, Pedro Sánchez, anunció que el miércoles estará en el Congreso para solicitar el apoyo a una sexta y última prórroga de 15 días del estado de alarma que vencería el 21 de junio. Además, reiteró que España está lista para recibir al turismo extranjero a partir del 1 de julio.

«Volvemos a necesitar una última y definitiva prórroga de quince días del estado de alarma», señaló el socialista Sánchez en rueda de prensa, quien se congratuló de que el país esté «a punto de llegar a buen puerto» tras controlar la epidemia.

Sánchez ya había intentado a mediados de mayo alargar un mes el estado de alarma, pero debió rebajar su solicitud a quince días, hasta el 7 de junio, para garantizarse los apoyos necesarios en el Congreso de los diputados, donde su gobierno de coalición es minoritario.

Ahora el gobierno solicitará prolongar otras dos semanas el estado de alarma, un instrumento que a su juicio es indispensable para limitar el derecho a la libre circulación y así garantizar un desmontaje ordenado y gradual del confinamiento de la población, que se inició el 14 de marzo.

En materia económica, señaló que se espera una mejora en forma de V de extraordinaria dificultad y que la caída será importante, por lo que la recuperación durará los próximos dos años.

Ratificó la previsión del gobierno, ya comunicada a la Unión Europea, de que la economía española se anotará una “brusca caída de más del 9 por ciento” este año 2020.

“Al final de esta legislatura estaremos en una posición mejor que al inicio de la pandemia. Mientras llega tenemos que socorrer a familias que antes ya sufrían una pobreza extrema. Erradicar la pobreza infantil es una prioridad de este gobierno”, indicó.

En cuanto al turismo, aseguró que es uno de los grandes pilares del país, y que ha sido muy afectado por las restricciones del estado de alarma, por lo que su relanzamiento debe ser inmediato.

La aprobación de la última prórroga del estado de alarma, el miércoles en el Congreso, es prácticamente segura pese al voto en contra del principal partido de oposición, el conservador Partido Popular (PP), y el ultraderechista Vox. El gobierno contará con el resto de apoyos, tras el acuerdo de abstención de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) y el sí del Partido Nacionalista Vasco (PNV).

Tras dejar atrás el pico de la pandemia de coronavirus, España, con más de 27 mil fallecidos hasta la fecha, espera finalizar su desconfinamiento por fases a finales de junio o a más tardar principios de julio.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta