PEKÍN.

China e India movilizaron tropas y artillería pesada en zonas no demarcadas a lo largo de sus fronteras que les separa, en un aumento de las tensiones geopolíticas bilaterales.

China envió a esa zona al lugar a cerca de cinco mil soldados en convoyes militares para disputar la región de Ladakh, una zona que administra India y que forma parte de Cachemira, disputada por India, China y Pakistán.

En respuesta, India mandó a sus fuerzas castrenses junto con armamento de alto calibre.

Las movilizaciones militares iniciaron el pasado 5 de mayo, cuando tropas de ambos países se enfrentaron en las riberas de Pangong Tso, un río glacial en la meseta tibetana.

Según medios locales, pese a los heridos, no se han reportado bajas.

La presencia militar en zonas disputadas se registra a lo largo de tres mil 488 kilómetros entre las dos naciones.

Además, Pekín se ha adentrado entre tres y cuatro kilómetros en territorio del país vecino.

Como respuesta las tropas de Nueva Delhi han colocado armas en toda la frontera.

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

Compartir

Dejar respuesta