Autoridades municipales de Tlalixtac de Cabrera suspendieron de manera temporal las actividades del crematorio “Naser de Antequera. S. A. de C. V.,” que presuntamente atendía cuerpos de personas que fallecieron por Covid-19.

En tanto, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó de la detección de funerarias “patito” que actúan en la informalidad y actualmente se aprovechan de la contingencia sanitaria por Covid-19 para engañar a las familias de personas fallecidas.

Mediante un comunicado, el municipio de San Sebastián Tutla informó que derivado de pláticas sostenidas con la Autoridad Municipal de Tlalixtac de Cabrera en coordinación con vecinos del Arenal y avenida Ferrocarril se decidió la suspensión de actividades de la empresa.

“El día de hoy el H. Ayuntamiento de la Villa de Tlalixtac de Cabrera notificó la Suspensión Temporal del establecimiento que ocupaba el crematorio en límites de ambos Municipios antes mencionados”, notificó la autoridad.

Cabe señalar que desde el pasado 21 de mayo, el comité vecinal del sector El Arenal solicitó el cierre de este negocio, ya que el humo de los cuerpos con Covid-19, representaba un foco de infección.

Por otro lado, la Profeco precisó que en el caso de funerarias establecidas, se iniciaron dos procedimientos por infracciones a la ley, sin embargo, éstas ya fueron subsanadas, por lo que son los establecimientos informales los que representan un riesgo para las y los consumidores del servicio.

Explicó que debido a denuncias, la dependencia ha realizado verificación y monitoreo, además de reuniones con proveedores de servicios funerarios a quienes se ha informado que no pueden incrementar precios de manera injustificada, mucho menos en tiempos de contingencia sanitaria.

TDG / WLT
Compartir

Dejar respuesta