El alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, declaró este jueves el estado de emergencia en la ciudad ante las protestas por la muerte de George Floyd a manos de policías.

La protesta inició el miércoles en el lugar de la muerte de Floyd y terminó frente a una comisaríac ercana, donde la Policía antidisturbios lanzó gases y pelotas de goma a los manifestantes tras algunos desperfectos, según el periódico local The Star Tribune.

En algunos casos las protestas han derivado en disturbios y saqueos de comercios y hay zonas de Minneapolis que amanecieron este jueves en llamas después de que grupos de manifestantes protagonizaran enfrentamientos con la policía a lo largo de la noche.

Por este hecho, el gobernador de Minnesota llamó a la Guardia Nacional estatal para contener disturbios en la zona de las Ciudades Gemelas, que comprende Minneapolis y Saint Paul.

Un comunicado de la oficina del gobernador señala que los líderes locales han pedido la presencia de la Guardia Nacional debido a los grandes daños que han dejado las manifestaciones.

Esta nota originalmente se publicó en López-Dóriga Digital

Compartir

Dejar respuesta