Al grito de “no justice, no peace” decenas de manifestantes llegaron esta tarde a la Unión Square, en el centro de Manhattan para manifestarse en contra de la brutalidad de la policía, luego que el lunes por la noche un oficial de Minneapolis sometiera con la rodilla en el piso al ciudadano de raza negra George Floyd, quien murió ante la sorpresa de un ciudadano que grababa el arresto.

Pese a ser una manifestación pacífica, se presentaron igualmente decenas de elementos de la policía de la ciudad de Nueva York que golpearon a manifestantes y realizaron arrestos, sobre todo de quienes bloqueaban el tráfico de las calles cercanas a la plaza. Otras arenga en la marcha de hoy fue el ya célebre “I can´t breathe” que, antes de morir, Floyd repetía al oficial que lo sometía.

Portando letreros como “Dejen de matar a los hermanos negros” o “¿Dónde está el amor?”, los manifestantes portaban cubrebocas debido a las restricciones que aun se mantiene en la ciudad, la más contagiada del mundo por coronavirus. Previo a la marcha hubo avisos de participantes para que todos fueran cubiertos y se redujeran los riesgos de contagio al mínimo.

Pese a que el gobernador Andrew Cuomo permitió las reuniones de hasta 20 personas a partir del fin de semana anterior, las autoridades de la ciudad permitieron esta manifestación en reclamo al crimen de Floyd, que ha desatado la indignación de amplios sectores en todo Estados Unidos.

En Union Square se suelen realizar desde hace muchas décadas toda clase de manifestaciones políticas. Del mismo modo, la ciudad de Nueva York tiene una larga tradición de disturbios raciales siendo los más recientes los efectuados en julio del 2014 cuando un oficial del departamento de policía estranguló al negro Eric Garner también durante un presunto arresto.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta