El gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier Cabeza de Vaca, aseguró que no hay razón para que el gobierno federal frene los proyectos productivos, no solo los que tienen que ver con la generación de energías renovables y advirtió que hay algo más allá de que Pemex pretenda vender el combustóleo a la CFE y frenar con ello los parques eólicos. Marko Cortés, dirigente del PAN, aseguró que podrían presentar una controversia constitucional para defender las energías limpias.

“Va en contra de toda la lógica de frenar la inversión, el desarrollo, el crecimiento y la generación de empleos”, dijo durante un foro sobre energía organizado por la Fundación Konrad Adenauer del PAN.

El gobernador sostuvo que Pemex no sabe qué hacer con el combustóleo y por eso decidieron venderlo a la CFE, frenaron los parques eólicos y con ello las inversiones pero “¿quién en su sano juicio podría ir en contra de las energías renovables? Yo creo que hay algo más allá porque además frenan la competitividad”.

El mandatario panista alertó que las políticas del gobierno federal de frenar las energías renovables ponen en riesgo inversiones además anulan la confianza del sector privado, porque “el gobierno busca (en) centralizar y controlar los recursos, también someter a los sectores productivos y a las entidades federativas.

En el estado, señaló, la política del gobierno federal ponen en riesgo las inversiones por 3 mil 500 millones de dólares por los quince parques eólicos que se construyeron en la entidad. “Después de esta noticia muchos se preguntaron, ¿qué les vamos a decir a los inversionistas que confiaron no solamente en Tamaulipas, (sino) en nuestro país?”.

Por su parte, el dirigente panista, Marko Cortés, aseguró que su partido apoyará los amparos presentados por los gobernadores e interpondrá una controversia constitucional para defender los proyectos de energías limpias, porque los acuerdos de la Comisión Reguladora de Energía y el Centro Nacional de Control de Energía, invaden facultades del Poder Legislativo.

“Acción Nacional explorará todos los caminos legales posibles desde apoyar los amparos, presentados (por) nuestros gobernadores en sus entidades federativas y alcaldes, hasta ir a la presentación de una controversia constitucional, porque hay invasión de facultades del Poder Legislativo para poder regular el CRE con este acuerdo de la Cenace, y porque hay invasión de facultades del Poder Legislativo para regular la energía eléctrica, particularmente las energías limpias”.

Finalmente, sostuvo que la crisis en el sector energético no empezó con el covid-19 pero el problema se disparó en este sexenio con las decisiones desafortunadas del gobierno federal, tales como la crisis del desabasto de combustible al inicio del sexenio, la cancelación de los contratos con las empresas que hicieron los gasoductos, la construcción de la Refinería Dos Bocas y la mala conducción de Pemex.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta