Los comerciantes del área de artesanías del Mercado de Abasto, consideraron que un descuido en trabajos de soldadura que se realizaba en un local de esa zona, pudo haber generado el incendio que acabó arrasó con unos 200  establecimientos y dejó en la ruina a las familias.

Lo que pueden ser las pruebas se encuentran en una caseta ubicada en la segunda galera del área de artesanías  la cual está devorada por el fuego, con la cortina semi-abierta en cuyo interior se encuentra un mazo, con el mango calcinado, una segueta y rollo de soldadura autógena.

Dijeron que hay un video que subió un periódico local, en donde el dueño dice que el fuego se salió de control a causa de un corto circuito; esa misma persona tuiteó pidiendo ayuda, señalaron.

“Hubo compañeros que esa tarde vieron que en esa caseta en donde se vende artesanías se realizaban trabajos de soldadura, pese a que por acuerdo de los locatarios, todos los establecimientos estarían cerrados por la pandemia”.

Indicaron que algunas personas realizaron estos trabajos para reforzar las medidas de seguridad en sus puestos, ya que varios fueron saqueados pues estaban solos y cerrados, por la pandemia.

Una vez que se generó el incendio, acusaron que la policía no les permitió ingresar para ayudar a apagar el siniestro, lo que provocó su propagación.

Al llegar, los bomberos, no pudieron atender de forma eficaz el siniestro, ya que en los accesos se tienen puestos ambulantes que estorban, además que los pasillos son reducidos, lo que generó que las mangueras no llegaran hasta las llamas.

Indicaron que prácticamente apagaron el fuego a cubetazos, y con el apoyo de los comerciantes que ya no acataron la orden de quedarse afuera, pues tenían que actuar al ver su patrimonio destruido.

TDG/WLT

 

Compartir

Dejar respuesta