El Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) estimó que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador necesitará 400 mil millones de pesos extra para afrontar las consecuencias que dejará la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad covid-19.

En videoconferencia el director del organismo, José Luis de la Cruz, manifestó que los recursos extra que el gobierno necesita no van a salir de la economía si no existe un crecimiento continuo donde se requiere de 4 puntos porcentuales de aumento del Producto Interno Bruto (PIB) cada año.

“Las estimaciones que nosotros tenemos, es que tan solo para éste año, se van a requerir por lo menos 400 mil millones de pesos adicionales si se quiere cumplir con las metas de presupuesto, eso contemplando una caída del PIB que ronda el 6.5 por ciento. Una caída mayor, podría generar mayores necesidades”, aseveró.

Expuso que para el año que viene y tomando en consideración los requerimientos de generar empleos y sobre todo empezar a reactivar la economía mexicana, “por lo menos las estimaciones previas que tenemos, es que se van a necesitar 600 mil millones de pesos a lo presupuestado este año”.

De la Cruz dijo que el riesgo de que el país caiga en la crisis, es que la actual población en pobreza por ingresos aumente drásticamente, “va a ser de 61 millones a casi 70 millones; esto qué implica, que al final del día tenemos un problema que vamos a tener que enfrentar, porque el país está viviendo la novena recesión en 40 años”.

“Es decir, hay un problema estructural de falta de crecimiento que se refleja en un problema social de pobreza, lo que implica garantizar que se tengan pilares productivos”, afirmó el también representante del organismo que pertenece a la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Resaltó que la corrupción es un elemento que está causando fuertes problemas al país, “los indicadores de competitividad a nivel nacional y global, plantean que la corrupción es un problema. La percepción del año pasado en México no mostró variables buenas”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta