El Banco de México (BdeM) anticipa un retroceso en el crecimiento de la economía mexicana en este año, derivado de la pandemia del Covid-19 de (-)8.8 por ciento y una pérdida de empleos de hasta 1 millón 400 mil empleos formales. Esta sería la mayor contracción en México desde 1932, tras la Gran Depresión mundial.

La caída económica se extendería en 2021, de acuerdo con alguno de los escenarios que estableció el BdeM ante lo incierto del comportamiento de la pandemia y de los mercados financieros.

El producto interno bruto (PIB) se ubicará en 2020 entre (-)4.1 y (-)8.8 por ciento, nivel que contrasta con las expectativas del periodo octubre-diciembre de 2019, que era de un crecimiento de 0.5 a 1.5 por ciento, anticipó este jueves Alejandro Díaz de León, gobernador del BdeM, al presentar el Informe Trimestral enero-marzo 2020.

Para el próximo año, la previsión fue ajustada a una contracción de hasta (-) 0.5 por ciento, que se compara con uno de crecimiento de 1.1 a 2.1 por ciento del informe previo.

La actualización a la baja es la quinta que aplica el instituto central al pronóstico de crecimiento para 2020.

Lo anterior revela la diferencia máxima entre escenarios, que es de más de 4 puntos porcentuales tanto en 2020 como en 2021. “Ello representa la profunda incertidumbre a la que está sujeta la economía y las diferentes trayectorias que podría presentar el PIB”, refirió el banco central.

La primera previsión hecha por BdeM sobre el avance del PIB para 2020 fue publicada en su Informe Trimestral correspondiente a julio-septiembre, publicado el 28 de noviembre de 2018. En aquella ocasión pronosticó un avance de entre 2 y 3 por ciento.

Cabe señalar que estas expectativas sirven al mercado para estimar el ritmo al que BdeM podría recortar su tasa de interés durante los próximos meses.

La incertidumbre en torno a las previsiones de crecimiento se traduce, a su vez, en incertidumbre respecto de las expectativas para la variación del número de puestos de trabajo registrados en el IMSS.

Con base en los escenarios del BdeM se presenta un rango amplio de posibles resultados para este indicador. Así, en 2020 podría observarse una variación negativa de entre 1 millón 400 y 800 mil puestos de trabajo, en tanto que para 2021 se podría presentar una variación de entre (-)200 y 400 mil puestos de trabajo.

Entre los riesgos para el crecimiento a la baja en el horizonte de pronóstico destacan: Que, con el objetivo de evitar mayores contagios, se prolonguen las medidas de distanciamiento social o se implementen medidas más estrictas, ocasionando una mayor o más prolongada parálisis de la actividad económica, tanto a nivel global, como nacional.

También que se observen episodios adicionales de volatilidad en los mercados financieros internacionales originados por una mayor aversión al riesgo o por una pérdida de confianza de los inversionistas dependiendo de la evolución del brote de COVID-19 a nivel mundial. Así como que las medidas de apoyo adoptadas, tanto a nivel nacional, como internacional, no sean efectivas o de suficiente alcance para evitar cambios en la estructura productiva más duraderos como resultado, por ejemplo, de quiebras de establecimientos o histéresis en el desempleo.

Adicionalmente, que se observen deterioros adicionales en la calificación de la deuda soberana y de Pemex, lo que podría afectar aún más el acceso a los mercados financieros.

Esta nota fue publicada originalmente en La Jornada en la siguiente dirección:

https://www.jornada.com.mx/ultimas/economia/2020/05/27/preve-bdem-caida-de-8-8-del-pib-este-ano-9710.html

Compartir

Dejar respuesta