CDMX

La farmacéutica AstraZeneca se encuentra por liberar, a finales de mayo, los resultados clínicos de dos potenciales tratamientos contra el Covid-19, uno de los cuales evitaría que las personas infectadas y en estado crítico requieran ventilación mecánica y, en el segundo caso, reduciría el colapso de corazón y riñones entre pacientes contaminados y que cursan con alguna enfermedad crónica.

Alberto Hegewisch, director médico de AstraZeneca en México, explicó que uno de los estudios clínicos se efectúa con el inhibidor acalabrutinib que, actualmente, se suministra a un centenar de pacientes hospitalizados en condición grave en Estados Unidos, España, Francia, Italia e Inglaterra para reducir la inflamación generada en los tejidos pulmonares, así como las múltiples complicaciones que derivarían en una intubación.

“Estamos evaluando cómo se reduce la respuesta inflamatoria, la severidad de la progresión de la enfermedad y evitar la intubación. El estudio clínico concluirá a finales de mayo y si los resultados son positivos, pasaríamos a una segunda fase donde México está considerado para incluir a pacientes graves, previa autorización del comité médico, ético y de bioética”, explicó.

La molécula acalabrutinib, aprobada en México para el tratamiento de adultos con linfoma de células del manto (cáncer en la sangre avanzado sin respuesta a tratamiento previo) es un inhibidor de tirosina quinasa que “bloquea, apaga y disminuye los mediadores inflamatorios” y, al hacerlo, reduce las complicaciones, las estancias hospitalarias y el uso de ventilación mecánica.

La compañía farmacéutica también participa con el Instituto Jenner y el Grupo de Vacunas de Oxford, en el desarrollo de una potencial vacuna para prevenir la infección por COVID-19 provocada por el SARS-CoV-2.

“El estudio arrancó con mil voluntarios sanos y se está en un proceso de evaluación de cómo previene la infección de COVID-19. Esperamos los primeros resultados a finales de mayo, lo que permitiría pasar a un segundo estudio sobre la potencial protección. Nosotros participaremos en la producción y manufactura”.

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

Compartir

Dejar respuesta