Luego de que Grupo Elektra mantuviera sus tiendas abiertas pese a la contingencia sanitaria provocada por el coronavirus, la empresa reportó que sus ventas en el primer trimestre del año alcanzaron un monto de 31 mil 164 millones de pesos, es decir, un aumento de 15 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior.

La cifra contrasta con el desempeño que ha tenido el segmento de departamentales que de acuerdo con la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad) tuvieron una baja en abril de 72.7 por ciento.

Pese a ello, de acuerdo con su reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores(BMV) el flujo operativo (Ebitda, por su sigla en inglés) reportó una cifra entre enero y marzo por 742 millones de pesos, una variación negativa de 87 por ciento, en contraste con el primer cuarto de 2019.

A inicios de mayo, Elektra reafirmó que continuará operando de manera regular ante la emergencia sanitaria por covid-19.

“La mayoría de los mexicanos viven al día y no cuentan con el privilegio de acceder a las compras por internet ni la facilidad que brindan las tarjetas de crédito; Elektra está para quienes requieren de productos y servicios necesarios para la emergencia. Por ellos mantenemos nuestras puertas abiertas; con responsabilidad continuaremos reforzando ya tendiendo las disposiciones de las autoridades”, argumentó entonces la compañía.

Su utilidad neta reportó un monto por 142 millones de pesos, una baja de 97 por ciento, en relación al primer trimestre del año pasado, cuando tuvo una cifra por 4 mil 521 millones de pesos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta