Si bien la pandemia causada por el coronavirus ha frenado muchas actividades y eso ha llevado a la interrupción de estadísticas, el Fondo Monetario Internacional(FMI) resaltó la importancia de mantener un flujo de información con datos precisos y oportunos, para que los formuladores de políticas pueda evaluar el impacto de la pandemia en las personas y la economía, y monitorear adecuadamente la recuperación.

De acuerdo con lo establecido en el blog sobre economía global, el FMI está trabajando con los países miembros y otras agencias internacionales para abordar las interrupciones de datos económicos y mantener el flujo de información, pues las significativas interrupciones de datos requieren métodos innovadores de recolección y fuentes.

Ante los desafíos que representa la recolección de datos, recomendó priorizar y centrarse en los componentes que tienen el mayor impacto en las estadísticas críticas.

El FMI detalló que las oficinas de estadísticas pueden estimar provisionalmente o imputar los valores de los componentes de datos faltantes recurriendo a otras fuentes de datos, información de mercado y criterios basados en el mejor juicio.

Por ejemplo, se pueden reemplazar los precios faltantes a causa del cierre de comercios con precios publicados en internet o datos tercerizados (solicitando a comunidades de usuarios de internet que ayuden a recopilar los datos) y reemplazar las encuestas de viajes en persona (que son ahora imposibles de realizar debido al distanciamiento social) con registros inmigratorios.

Asimismo, pueden mejorar la transparencia de los procedimientos estadísticos divulgando debidamente los métodos empleados para estimar los datos faltantes e imputados y notificar a los usuarios por adelantado las demoras en la publicación de indicadores estadísticos fundamentales.

El FMI señaló que países de todo el mundo están experimentando desafíos de datos similares durante esta crisis, por lo que el intercambio de información y el aprendizaje entre pares es fundamental para beneficiarse de las mejores prácticas.

Destacó que, junto con Eurostat, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Naciones Unidas y el Banco Mundial, está apoyando este esfuerzo a través de videoconferencias y un portal covid-19 para compiladores, organizado por la OCDE, y las guías de orientación del FMI sobre cómo registrar tipos clave de intervenciones gubernamentales complementan estos esfuerzos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta