Un Tribunal Colegiado dio luz verde para que el gobierno federal continúe las obras del Tren Maya en el poblado de Palenque, Chiapas.

El Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Vigésimo Circuito declaró fundada la queja del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) en el sentido de que el ramo de la construcción es esencial y puede realizar trabajos durante esta emergencia sanitaria.

Por unanimidad, los magistrados revocaron la suspensión provisional otorgada por el juzgado Segundo de Distrito de Amparo y Juicios Penales Federales del estado de Chiapas, misma que ordenó al gobierno abstenerse de continuar con los trabajos del Tren Maya en los municipios chiapanecos de Palenque, Salto de Agua y Ocosingo, demanda promovida por habitantes del pueblo Maya Ch’ol.

Pese a la revocación, aún falta que el juzgado de origen se pronuncie nuevamente, pero ahora en torno a la suspensión definitiva.

El Tribunal Federal señaló que el pasado 13 de mayo se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el acuerdo por el que se estableció que mientras prevalezca la emergencia sanitaria, la construcción, la minería y la fabricación de equipo de transporte se considerará como actividades esenciales, emitido por el Consejo de Salubridad General, en cuyo artículo primero se estableció que a partir del 18 de mayo, las actividades esenciales establecerían estrictos protocolos de protección para todos sus trabajadores, y en el tercero, que todas las empresas y establecimientos deberán cumplir con los lineamientos de seguridad sanitaria que se emitan.

“Así las cosas, es incuestionable que con apoyo en lo dispuesto en los citados acuerdos, los cuales contienen disposiciones de orden público, se debe de negar la suspensión provisional y dejar que la empresa o empresas encargadas de la construcción del Tren Maya continúen con la ejecución de ese proyecto, hasta en tanto no se emita una disposición en sentido contrario por parte de la dependencia encargada de establecer los lineamientos que deben adoptarse para proteger la salud de los habitantes de la nación con motivo de la propagación del virus conocido como covid-19, quien ya determinó al ramo de la construcción como una actividad esencial”, detalla la resolución.

Los magistrados subrayaron que el plan de desarrollo Tren Maya contempla aprovechar en un 95% la vía férrea ya existente, y la construcción de la restante en los derechos de vías de carreteras federales de comunicación, lo que implica que hasta este momento no se advierte que exista un riesgo inminente de que los quejosos se contagien de virus covid-19, pues los trabajos que conlleva esa infraestructura, aun cuando requieren del despliegue de diversas actividades, lo cierto es que no se tiene la plena certeza de que un grupo numeroso de personas sea el que las vaya a realizar, tomando en cuenta que el propio proyecto señala que se contempla aprovechar en un 95% la vía férrea ya existente.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta