La delincuencia no para y las ejecuciones continúan en la entidad oaxaqueña. Este fin de semana la tragedia enlutó hogares de familias oaxaqueñas que habitan en diversas regiones al registrarse cinco asesinatos, entre ellos el de un menor en Juchitán de Zaragoza.

Sin embargo anoche, en el paraje “Los tanquecitos” que se ubica sobre un camino de terracería que va de Tiracoz con San Antonio Arrazola, perteneciente al municipio de Santa Cruz  Xoxocotlán, fue ejecutado un hombre identificado como Felipe N., al parecer oriundo de San Bartolo Coyotepec.

La víctima recibió al menos 12 impactos de bala y fue localizado dentro de la camioneta Chevrolet, tipo Pick-Up, con placas de circulación  RX-77- 780 de Oaxaca. La policía halló en el interior de la unidad una tarjeta de circulación a nombre de la señora Felipa M.R., y los peritos, varios casquillos percutidos.

Sábado y domingo fueron fatales para algunas familias en el interior de la entidad.

En un rancho ubicado en el tramo carretero Juchitán- La Ventosa fue asesinado a balazos un menor de edad identificado como Raúl E.P. de 15 años, en tanto que su padre se encontraba lesionado. La policía informó que de manera inicial fue reportada una balacera en ese lugar.

Por otro lado, en Chahuites, en el paraje “Ejido Nueva Esperanza”, cerca de la carretera Panamericana, fue abandonada una camioneta sin placas de circulación en cuya parte posterior fueron hallados dos cadáveres envueltos en bolsas para recolectar basura.

Los cuerpos estaban atados de pies y manos con visibles huellas de tortura; tenían varios impactos de bala, entre ellos, el tiro de gracia. Las víctimas eran hermanos y se llamaban Gerardo y Jesús Matus.

En la colonia Santa Rosa, de Huajuapan de León fue hallado el cuerpo del taxista José Luis González Calderón, del sitio “José López Alavés” quien estaba reportado como desaparecido.

El hombre fue victimado a puñaladas y fue hallado tirado en un camino solitario, frente a su unidad que se encontraba estacionada.

TDG / WLT
Compartir

Dejar respuesta