Después de que el gobierno federal publicó recientemente un decreto con el que buscaba desaparecer un grupo de fideicomisos, entre los cuales había algunos relacionados con la ciencia e investigación, así como iniciativas presentadas por Morena en el mismo sentido, este lunes la comunidad científica nacional publicó una carta en la que rechazó los intentos por acotar los recursos a este sector.

La carta dirigida a los representantes del Congreso de la Unión, los científicos expresan su sorpresa por la iniciativa presentada el pasado 19 de mayo por el grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, pues permitiría que se extingan los fideicomisos y fondos sin estructura orgánica.

La misiva firmada por al menos un millar de científicos advirtió que la desaparición de estos fideicomisos repercutiría en los fondos de investigación del Consejo nacional de ciencia y tecnología (Conacyt), así como los centros públicos de investigación o el Cinvestav.

“De ser aprobada, esta iniciativa decretaría la modificación de diversas leyes, con lo que quedarían extintos los arriba mencionados fideicomisos y fondos», plantea el documento.

Para el caso de la ciencia y tecnología, estos cambios entrañarían la modificación de todos los fideicomisos y fondos que apoyan el desarrollo de la ciencia en México, incluyendo los Fondos de Investigación del Conacyt (del que forma parte el Fondo Institucional); los Fondos Sectoriales establecidos con las Secretarías de Estado; los Fondos Mixtos establecidos entre el Conacyt y los gobiernos de los Estados, así como la extinción de los fideicomisos que apoyan el funcionamiento de centros de investigación como los Centros Públicos de Investigación o el Cinvestav.

La comunidad científica advirtió que de concretarse esta iniciativa, los resultados serían desastrosos para el funcionamiento de la ciencia en México y para el desarrollo del país en el futuro cercano.

“No solamente entrañarían una reducción sin precedentes de recursos para la investigación, sino también un periodo de inestabilidad en su asignación, en lo que se diseña una estructura funcional adecuada. Además de los efectos negativos que tendría sobre el funcionamiento de los Centros Públicos de Investigación. Muchos de ellos requieren de fideicomisos para asegurar su completa operación, cumplir con sus compromisos laborales y apoyar a estudiantes de todos los niveles para realizar estancias de investigación», expresa la comunidad científica.

Por ello, extinguirlos o concentrarlos en uno o más fondos administrados directamente por el Conacyt entorpecería la dinámica de investigación que se lleva a cabo en cada uno de estos centros”, indicó la carta.

Además, consideraron que la iniciativa es contradictoria con los pronunciamientos de la Cámara de Diputados para que se destinen los recursos suficientes a ciencia y tecnología ante la crisis derivada del covid-19.

Cabe mencionar, que dicha iniciativa de Morena fue congelada el 22 de mayo tras determinar que se necesitaba un espacio amplio para su discusión. Ante ello, la comunidad científica saludó la decisión y pidió que sea retirada de manera definitiva.

“De no ocurrir el retiro de la iniciativa, hacemos un respetuoso llamado a los integrantes de la H. Cámara de Diputados a someter esta iniciativa a un proceso de parlamento abierto que —tras un análisis razonado y fundamentado sobre sus efectos negativos para la ciencia— debería de culminar con un voto en contra de su aprobación”, señaló.

En un contexto de pandemia por covid-19 donde la ciencia es fundamental para hacer frente al problema de salud pública, la comunidad científica llamó a establecer un trabajo de colaboración entre científicos y los políticos tomadores de decisiones.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta