Domingo, la ciudad de Oaxaca luce vacía, pero no en la Central de Abasto en donde el movimiento comercial se mantiene con menos vendedores y compradores, pero se mantiene.

Pocos vehículos circulan por las calles; en el escaso movimiento se distinguen los motociclistas que distribuyen comida rápida a domicilio, mientras no hay negocios abierto, tal vez una que otro local en donde se expende nieve.

El Mercado de Abasto, señalado por el presidente municipal Oswaldo García Jarquín como de “elevadísimo contagio” opera con un horario definido por sus líderes.

Este domingo, el movimiento de compradores es visible en la mayoría sus áreas. El llamado de la autoridad municipal para que la gente no acuda para evitar contaminarse de  Covid-19, lo han echado los tianguistas en “saco roto”.

Los filtros instalados en el sector con el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública y la Policía Municipal operan, así como el exhorto a los vendedores, conductores de taxis foráneos y autobuses urbanos para que porten el cubrebocas.

 

Además, se toma la temperatura y se les indica que por la alta afluencia de personas, este punto es uno de los que representa un mayor riesgo de contagio, por lo que es importante que quienes acudan, lo hagan con las protecciones correspondientes.

TDG/WLT

Compartir

Dejar respuesta