MADRID.

Varios miles de seguidores del partido de ultraderecha Vox se congregaron hoy en Madrid y en otras ciudades de España para protestar contra la gestión del gobierno durante la crisis del coronavirus.

Vox pidió a los participantes en la “Caravana por España y su libertad” que saliesen a la calle en auto y motos para esquivar la prohibición de celebrarreuniones sociales contemplada en el estado de alarma decretado hace dos meses en el país.

El líder de la formación, Santiago Abascal, subido a un autobús descapotable que abrió la lenta caravana que recorrió el centro de Madrid, instó a sus simpatizantes a pedir la renuncia del presidente del gobierno, Pedro Sánchez.

La mayoría de los autos llevaban banderas de España y pequeños grupos de personas siguieron la comitiva a pie, algunos de ellos sin respetar las normas de distancia social.

Barcelona, Sevilla y otras capitales de provincia celebraron marchas similares.

España confirmó más de 28 mil muertes por Covid-19, la enfermedad causada por el virus, desde el inicio del brote.

Compartir

Dejar respuesta