Comerciantes del Mercado de Abasto, se inconformaron con la colocación de letreros en inmediaciones de este lugar que lo señalan como “Zona de Alto Riesgo de Contagio”.

Afirmaron que con esa medida van a espantar a los consumidores y nadie va a querer realizar sus compras en este lugar, lo cual ya comenzó a suceder con las declaraciones que hiciera el presidente municipal Oswaldo García Jarquín, quien indicó que este lugar es una zona roja.

Los vendedores aseguraron que están llevando a cabo medidas para evitar al máximo los contagios, por ello, los locatarios atienden bajo las medidas que les manda la autoridad.

Afirmaron que no pueden parar sus labores ya que ofrecen productos de primera necesidad, además que tienen que vender cada día para llevar sustento a sus familias.

Por ello, mantienen diálogo con el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, Ernesto Salcedo Rosales y con la representación de la Policía Municipal, para llegar a acuerdos que eviten afectaciones en sus ventas.

Compartir

Dejar respuesta