El regreso a clases en educación básica ya sea por la vía virtual o presencial, tendrá que tomar en cuenta la situación emocional en que se encuentran los niños debido al confinamiento que han vivido por el covid-19.

La directora de Incidencia Pública de Save the Children México, Nancy Ramírez, alertó que “si se empieza a saturar a los niños con información de matemáticas, lenguaje y escritura, mientras ellos siguen con tensiones y preocupaciones, no van a aprender”.

En entrevista, vía telefónica, la especialista señaló “el aprendizaje no se puede dar si no están emocionalmente bien. Los aprendizajes que deben ser priorizados son sus habilidades socioemocionales”.

En estos momentos una gran parte de la niñez mexicana “está viviendo con estrés, relacionado con el tema educativo”.

Precisó “al estrés del encierro de no ver a sus compañeros y no tener socialización se suman las tareas escolares y temores de la evaluación de los aprendizajes que tienen”.

Insistió “los niños no van a regresar en condiciones socioemocionales estables para seguir aprendiendo”.

Recordó que una parte importante de los aprendizajes es lo emocional “y esto debe tener prioridad. Es fácil que se obvie este tema, ante el tiempo perdido”.

Ahora con las presiones de los temarios que no fueron revisados en su momento “las autoridades van a querer levantar lo que no se vio: ese es un enorme riesgo, avanzar en algo que no va a funcionar”.

El confinamiento al que han estado sometidos los niños por la emergencia del covid-19 ha tenido “afectaciones significativas: no han jugado con sus amigos, además de que muchos de ellos están en contextos de hacinamiento y falta de servicios”.

Esa situación ha impactado en su salud emocional: no han socializado en escuelas y espacios públicos, como los parques infantiles.

Estos últimos “son muy relevantes para promover la socialización y habilidades socioemocionales”. La ausencia en ellos les ha provocado “ansiedad y estrés”.

Estimó que en la reapertura de parques que viene en el proceso de regreso a la nueva normalidad “se les debería dar prioridad a los niños y niñas para salir a su espacio de disfrute”.

Hace unos días, las autoridades anunciaron que esos espacios se abriría en un 30 por ciento “hace falta una mayor aclaración de cómo se va a dar esto. Cómo se puede lograr que efectivamente esta apertura beneficie a todos y no un grupo de la población que pueda acceder a ello”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta