Una de las condiciones más importantes que hay que entender cuando se tiene una marca, es que nada es estático y, por ende, se tiene que estar abierto a la adaptación de nuevos panoramas, expresó Santiago Caballero, analista en reputación corporativa de la empresa Blackwell.

Explicó que la comunicación corporativa es muy importante, sobre todo cuando existe una crisis que cimbra a la sociedad, pues a partir de ella se genera un vínculo de confianza y transparencia entre la marca o compañía, con el consumidor.

“Muchas marcas cometen el error de pasar por alto esta sencilla ecuación, ya que, ante una crisis, deciden alejarse y salvaguardar lo que han ganado, sin pensar en que, si se adaptan a un nuevo panorama con nuevas herramientas, podrían utilizar todo el contexto a su favor”, observó Caballero.

El especialista de la compañía de relaciones públicas resaltó que los canales de información y comunicación son muy importantes para mantener e incrementar la reputación de una empresa, por lo que es preciso tener protocolos de actuación ante una crisis.

“Lo más recomendable es tener planes bien definidos ante los posibles escenarios de una situación caótica, y esto será mucho más eficiente si se cuenta con un asesoramiento correcto de un equipo especializado en mitigación de riesgos”, aseguró Santiago Caballero.

Blackwell es un equipo de trabajo con más de 10 años de experiencia, especializado en creación de branding personal de grandes personajes y de las organizaciones que lideran. Los diversos equipos de la empresa incluyen a expertos en diseño de branding digital, manejo de crisis, relaciones públicas, gestiones con medios de comunicación, expertos en imagen física, detección y mitigación de riesgos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta