La pandemia de coronavirus no para a la NASA ni a Elon Musk (quien acaba de convertirse en padre), pues hoy anunciaron por medio de un video que la agencia espacial dio por fin luz verde al lanzamiento de un cohete de Space X, la compañía del multimillonario, que será tripulado por dos atronautas estadunidenses. Este será el primer vuelo tripulado de Estados Unidos al espacio desde 2011.

El despegue tendrá lugar el próximo 27 de mayo, y será lanzado desde el Centro Centro Espacial Kennedy, en Florida, en el sureste de Estados Unidos, hacia la estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés).

Los altos responsables de la agencia espacial y de la compañía propiedad de Elon Musk se encontraban reunidos desde el jueves en el Centro Espacial Kennedy, en Florida, para constatar que todo estaba listo y seguro para la misión.

Robert Behnken y Douglas Hurley son los astronautas que viajarán a la Estación Espacial, dentro de la cápsula Crew Dragon de la compañía de Musk, que retomará los vuelos espaciales del país después de las legendarias misiones Mercuty Géminis, Apolo y de transbordadores.

«Falcon 9 y Crew Dragon están ya en posición vertical en la plataforma de lanzamiento» escirbió además ayer Space X en Twitter para informar sobre los preparativos para el lanzamiento.

Ésta, será la novena ocasión en la que el país norteamericano envíe humanos al espacio, por lo que la emoción y la expectación no se detiene.

Director del vuelo renuncia una semana antes del lanzamiento

A una semana del primer lanzamiento con astronautas en casi una década desde el Centro Espacial Kennedy, renunció a su cargo Douglas Loverro, el director de vuelo espacial humano de la NASA al frente de la misión.

El vocero de la NASA, Bob Jacobs, explicó que si bien fue su decisión el renunciar, la agencia no puede discutir ni ventilar asuntos personales. El experto en seguridad nacional desde hace tres décadas, se había unido a la NASA en octubre. Aún así, la misión siguió en pie y partirá el próximo miércoles.

Con información de AP

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta