Durante la pandemia de coronavirus, la vida de los norteamericanos se detuvo durante el confinamiento, en el mes de abril las partidas de videojuegos aumentaron e impulsaron un récord con mil 500 millones de dólares de desembolsos por parte de los clientes.

Según el analista Mat Piscatella, de la firma especializada NPD, la cifra de mil 470 millones de dólares publicada este viernes supone un aumento de 73 por ciento en relación a los gastos de los usuarios en abril de 2019.

Este año los gastos representaron 420 millones en materiales informáticos, 662 millones en los propios juegos y 384 millones en accesorios.

El juego más vendido fue «Final Fantasy VII: Remake». En tanto, «Call of Duty: Modern Warfare», que se editó el año pasado, fue el segundo más comprado, y tercero se ubicó «Animal Crossing: New Horizons».

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta