El director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, confió en que se hará justicia por el secuestro y extorsión del personal de salud que habían viajado a la Ciudad de México para apoyar en la atención de pacientes con COVID-19.

Zoé Robledo habló sobre la extorsión contra trabajadores de la salud, que se hospedaban en un hotel de la alcaldía Miguel Hidalgo, en la Ciudad de México.

“Vinieron 17 enfermeros y enfermeras, eran todos enfermeras y enfermeros, no había médicos, vinieron de Nuevo León, de hospitales de allá y vinieron a ayudar. Lo que pasó es que, en el hotel en donde se estaban hospedando a partir, pues de engaños, los llevaron a una de las habitaciones, y hubo personas involucradas, no fueron llamadas nada más y estando ahí pues les quitaron sus teléfonos celulares, empezaron a hacer extorsiones a sus familiares, desde sus propios números, llevaron algunos de ellos a cajeros automáticos a sacar, este, dinero, casos muy tristes de gente que perdió ahí sus ahorros y que por eso estamos colaborando con las autoridades para que haya justicia y no haya impunidad y también se les puedan reestablecer los daños”, dijo Zoé Robledo.

En conferencia de prensa, en Palacio Nacional, Robledo aseguró que todos los trabajadores de la salud están bien y que ahora se realizan los trámites para que vuelvan a sus hogares y que, en algún momento, se les pueda reparar el daño. Todos los afectados, dijo, trabajaban en el Autódromo, adaptado como hospital para atender casos de Covid-19.

Esta nota originalmente se publicó en Noticieros Televisa

Compartir

Dejar respuesta