El llamado del presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín realizado en la víspera para que la ciudadanía no se acudiera a comprar al mercado de Abasto al ser zona de “altísimo contagio” de Covid-19, no funcionó o al menos no tuvo eco.

Por el contrario, este viernes al ser día de tianguis, decenas de familias acuden a la plaza más grande de la Verde Antequera a abastecerse de carne, pescado, frutas y verduras.

Ayer, el edil hizo un llamado desesperado para evitar la zona e insistió en convocar a la ciudadanía para evitar el mercado de Abasto pues ahí se contagiaron los policías municipales, los cuales han muerto dos.

Incluso, en entrevista radial, pidió a un comunicador utilizar su influencia para pedirle a los locatarios  guarden las medidas sanitarias y de ser posible no salgan de casa, en clara alusión a que a él, como presidente municipal, no le hacían caso.

Lo anterior, generó molestia entre líderes de locatarios quienes reprocharon al Munícipe haberles dado la espalda pues a los comerciantes de ese sector no han recibido apoyos. “Ni siquiera lo hemos visto por aquí”, han señalado.

En los pasillos de diversas áreas se observa el ir y venir de marchantes, mientras los locatarios atienden sus puestos. No todos llevan cubrebocas pues para algunos “el mal no existe”.

Compartir

Dejar respuesta