Habitantes de San Miguel Copala solicitaron la intervención de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, para que puedan ser reubicados en un espacio en donde puedan vivir, ya que desde que fueros desplazados en 2010, no tiene la un sitio fijo.

Tienen que habitar en casas rentadas e incluso en la vía pública, y aunque actualmente se tiene una contingencia por el COVID-19, tienen más miedo de morir de hambre y en la calle.

Algunos viven en Tlaxiaco, otros en Huajuapan de León, y en otras comunidades en donde les han permitido estar, pero no tienen una solución a sus demandas ya que no pueden regresar a su comunidad pues corren el riesgo de que los maten.

De la misma forma, demandaron que se apliquen las leyes para que logren una solución al conflicto en la zona que ha dejado muertos, lesionados e incluso detenidos sin motivo, ya enviaron sus casos a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para conocer los casos y a los detenidos que son considerados presos políticos, por lo que van a visitarlos en los penales.

TDG / WLT
Compartir

Dejar respuesta