Foto ilustrativa

Luego de acusar a la “ciudadanía irresponsable” del contagio de varios elementos de la Policía Municipal de Covid-19, el presidente de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín anunció que ante la elevada saturación de hospitales por este tipo de enfermos, ya prepara un espacio para enterrar a las víctimas.

“Estamos contemplando ya, ante la saturación de las camas en el servicio de salud estatal, los espacios en donde vamos a enterrar los cuerpos y eso lo digo con muchísima responsabilidad”, expresó.

En la entrevista radial realizada vía telefónica por la contingencia, a García Jarquín se le escucha una voz nerviosa y desesperada. Ahí reconoce que la ciudad de Oaxaca se encuentra en fase crítica por el elevado número de contagios que han comenzado a surgir en las últimas horas.

En ese sentido, dijo que el Mercado de Abasto es zona de altísimo contagio y urgió a las autoridades del gobierno  estatal a bajar hasta en un 50 por ciento las rutas del transporte urbano, así como del transporte foráneo. “Si no se aplica esta medida, el Cabildo tomará las medidas necesarias”, expresó.

“Si no nos cuidamos, si seguimos en la idea de relajar el aislamiento, vamos a padecer consecuencias gravísimas. Hay que responsabilizar a los otros municipios (conurbados) que no están haciendo nada al respecto: muchos de mis colegas no están dispuestos a pagar ningún costo, ni siquiera medidas restrictivas para evitar que salgan familias enteras y esa es la consecuencia que estamos pagando”.

Confirmó dos decesos de policías municipales y dos más adicionales, uno de los cuales se encuentra intubado.

Ante ello, dijo que ha iniciado la toma de pruebas al resto de los elementos  que han presentado fiebre y detectar casos asintomáticos y mandarlos a sus casas.

“La Central de Abasto es una zona de alto contagio y desde aquí le hago otro llamado a la ciudadanía, que evite ir a esa central porque, muy posiblemente, resultará contagiada”.

“Muchos de ellos (policías) han arriesgado la vida gracia a la inconciencia, ignorancia y  avaricia de algunos ciudadanos que no hacen caso a las medidas de sana distancia, de aislamiento social y sobre todo, salir para comprar cosas básicas, muchos de ellos abriendo negocios, poniendo en riesgo no sólo a policías sino a toda la sociedad”.

“No voy a arriesgar a mis elementos de la policía municipal ante la ignorancia la desinformación y sobre todo de personas que no entienden lo que está sucediendo “.

TDG/WLT

Compartir

Dejar respuesta