En el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el PIB de la actividad turística registró su desempeño más bajo en una década, con un crecimiento de 0.25 por ciento respecto al año pasado, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La cifra anual más baja previa para el PIB turístico se registró en 2009, año de la crisis financiera global, cuando la actividad se contrajo 5.48 por ciento.

 

De acuerdo con datos de los Indicadores Trimestrales de la Actividad Turística al cierre del año, que el Inegi publicó este viernes, el resultado del año se debió a un pobre desempeño de los servicios en el sector, que apenas crecieron 0.22 por ciento.

En tanto, la fabricación de bienes, como artesanías, tuvo una tasa de crecimiento de 0.37 por ciento en el año.

La desaceleración del PIB turístico coincidió con la disminución de la promoción de la actividad, con la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), y una contracción en la inversión dentro del sector.

De acuerdo con el reporte del Inegi, el PIB turístico de septiembre a diciembre del año pasado se contrajo 0.6 por ciento respecto al trimestre previo, lo que significó su peor desempeño trimestral en 2019.

Esta nota originalmente se publicó en El Sol de México

Compartir

Dejar respuesta