La contingencia por el Covid-19 ha venido a mover ideas y emociones en la vida de Lila Downs. La cantante tuvo que retrasar su gira programada en España y algunas ciudades de Estados Unidos como Nueva York hasta 2021. Esto ha sido oportunidad para que la cantante se cuestione sobre lo que vendrá para la industria musical y reflexione sobre su futuro en ella.

“Me gustaría bajarle un poco a las giras. Porque los músicos tenemos la idea de que todo se debe hacer como siempre, con esta presión, y creo que este es un gran aprendizaje: darnos cuenta que podemos componer y planear las giras de otra manera. Y eso me da mucho gusto, creo que todos estamos aprendiendo de esta experiencia”, comentó en una videoconferencia.

La intérprete de Cariñito y La cumbia del mole reconoce que el coronavirus también ha venido a tocarle emocionalmente, sobre todo al ver la reacción que algunas personas han tenido contra el personal médico. “Cuando veo algunas de esas notas periodísticas sobre el ataque a enfermeras, es impresionante. Creo que es un porcentaje bajo, pero sí nos causa una sorpresa muy grande y una tristeza porque hay mucha ignorancia, nos hace falta mucha educación sobre el tener empatía sobre los demás y me parece que no se enseña eso lo suficiente”.

El sábado, la cantante compartió en su cuenta de Twitter la pérdida de su primo de 35 años Oscar Sánchez, médico de Tamazulapan, Oaxaca. “Fue una experiencia difícil perder a nuestro primo. Era una persona muy sensible, como la estrella de su familia, deja a cuatro niños pequeños atrás y su esposa. Fue una experiencia difícil porque es cercana”, compartió.

Downs también lamentó el deceso de Guillermo Sánchez Memuz, productor musical de Tijuana que perdió la vida a causa de este virus a los 33 años. “Así que ha venido a tocar aquí la puerta esta enfermedad. Ya la llevas un poco más con calma y luego te das cuenta que está muy cercana de nuevo, entonces creo que hay que seguir tomándolo muy en serio”, dijo.

En medio de este panorama, la cantante escribió El silencio, un tema nacido de la incertidumbre que nubla estos días:“Creo que esta canción se trata de eso, de pensar qué pasará después y creo que para poder decir y pensar qué pasará es necesario tener la pena y la tristeza y eso, a veces en la vida cotidiana, en la vida profesional, en la farándula, en el espectáculo no está permitido y creo que la música sí nos lo permite, así que de eso se trata el tema que hemos compuesto”, dijo.

La canción que estrenó esta semana formará parte de su nuevo material de estudio, donde explorará con mayor profundidad el jazz, un género que “siempre ha sido parte de una vena que cargo en mi corazón desde mi padre, desde la niñez que se oía a Miles Davis, John Coltrane, Ella Fitzgerald. Y aunque he tenido oportunidad, nunca he grabado esa música porque he optado por hacer algo original. Pero esta búsqueda siempre está”, afirmó.

Junto a este proyecto, Lila Downs continúa trabajando en un libro que escribió junto a su hijo, y que estará basado en algunas leyendas tradicionales mexicanas sobre la Madre Tierra.

Esta nota originalmente se publicó en El Sol de México

Compartir

Dejar respuesta