Después de casi 9 años de lanzamientos al espacio desde Estados Unidos sin tripulación humana, el próximo 27 de mayo, desde la Plataforma LC-39A del Kennedy Space Center, en Cabo Cañaveral, Florida, será lanzado el vuelo espacial SpaceX Demo-2, tripulado por dos astronautas de la NASA. Esta será una misión histórica, pues la misión se llevará a cabo por primera vez desde la conclusión del Programa del Transbordador Espacial, en julio de 2011.

SpaceX es la compañía de viajes espaciales del magnate Elon Musk, creador y dueño de Tesla, la cual, junto con Boeing, forma parte del Programa de Tripulación Comercial. Éste fue creado para colaborar con la NASA, específicamente para garantizar un acceso seguro, confiable y a un costo razonable desde Estados Unidos a la Estación Espacial Internacional (EEI). La idea es ayudar a que el grueso del personal de la agencia pueda concentrarse en misiones más complejas en el espacio profundo y ya no depender de Rusia. Éste será también el primer lanzamiento con tripulación humana a bordo para la compañía de Musk.

Como el nombre implica, será la segunda vez que la cápsula Crew Dragon, de SpaceX, se lance al espacio con destino a la Estación Espacial Internacional, pero a diferencia de SpaceX Demo-1 (misión llevada a cabo con éxito el año pasado) en esta sí habrá tripulación humana.

Actualmente, el Kennedy Space Center Visitor Complex está cerrado debido a lapandemia, y no será posible ver el lanzamiento desde sus instalaciones, como ha sucedido con otros de la misma naturaleza.  Sin embargo, el complejo de visitantes espera poder ofrecer algunas oportunidades de visualización de esta misión histórica, y para ello, se encuentran monitoreando la situación.

La disponibilidad para ver el lanzamiento de manera virtual depende de la hora programada y está sujeta a la aprobación de la NASA y la Fuerza Aérea de EE. UU. La fecha y la hora están sujetas a cambios sin previo aviso. Los lanzamientos pueden verse afectados por problemas técnicos y clima. Mantente al pendiente en la redes socils del Kennedy Space Center o en su sitio oficial. kennedyspacecenter.com

La Cápsula Tripulada Dragón, de SpaceX. Foto: Commons.

¿Qué fue Demo-1?

En marzo 2 del año pasado, SpaceX lanzó su primera misión espacial con su cápsula Crew Dragon (cápsula Tripulada Dragón), con destino a la Estación Espacial Internacional. Aunque no transportaba astronautas, llevaba a bordo a un maniquí bautizado como Ripley (en honor al personaje de las películas de la saga Alien), un juguete de peluche con la forma de la Tierra y 200 kilos de provisiones y equipo. Al día siguiente, la cápsula, lanzada desde un coheteFalcon 9, se convirtió en la primera nave espacial estadounidense en atracar de forma autónoma en la Estación. Después de su estancia en la EEI, en su regreso a la Tierra el 8 de marzo, la cápsula amarizó sin problemas en el océano Atlántico, probando que SpaceX puede transportar astronautas de forma segura hasta la Estación y de regreso.

La hora cero

El lanzamiento de la misión Demo-2 de la nave Crew Dragon (Cápsula Dragón), esta vez con tripulación humana, está programado a las 3:32 de la tarde del 27 de mayo, desde el Kennedy Space Center, en Florida. La cápsula será lanzada desde otro cohete, Falcon 9. Los astronautas de la NASA, Bob Behnken y Doug Hurley, irán a bordo. Una vez que hayan logrado atracar exitosamente en la Estación, la idea es que permanezcan ahí por dos o tres meses.

El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, explicó a la cadena de noticias CNBC, por qué Demo-2 ha sido una prioridad para la agencia: «Necesitamos acceso a la Estación Espacial Internacional desde Estados Unidos. Es esencial que tengamos la capacidad de hacerlo. El Programa de Tripulación Comercial es la forma más eficiente de lograrlo».

De acuerdo con la cadena de noticias, la NASA ha otorgado más de 3.1 billones de dólares a SpaceX para el desarrollo de esta cápsula. La empresa también ha contribuido con cientos de miles de dólares de sus propios recursos. La compañía Boeing, por su parte, compite con el desarrollo de sus naves espaciales Starliner, para lo cual ha recibido más de 4.8 billones de dólares de fondos de la  NASA desde que arrancó el programa.

El éxito de esta misión tiene mucha importancia para SpaceX, pues, desde su fundación en 2002, ha lanzado al espacio naves, satélites y carga, pero nunca a personas. Esto significaía un gran avance en su propósito de transportar humanos regularmente al espacio.

Este lanzamiento es aún considerado un demo porque es la última prueba de los sistemas de SpaceX antes de que la NASA los certifique para su uso operacional. Según Bridenstine explicó a CNBC, aproximadamente un mes después de que los dos astronautas regresen sanos y salvos a la Tierra, se lanzará Crew-1, el primer vuelo operacional de hecho, y el que marcará el inicio de misiones regulares con astronautas estadounidenses a la EEI.

¿Y el coronavirus?

Bridenstine explicó también que NASA y SpaceX están tomando precauciones extra para proteger a los astronautas y a otros trabajadores en el contexto de la crisis provocada por el coronavirus. Mientras que algunas de las instalaciones de la NASA están cerradas por este motivo, la misión fue calificada como esencial por la agencia, motivo por el cual no fue pospuesta ni cancelada.

Aproximadamente 350 trabajadores de la NASA participan en el Programa de Tripulación Comercial. Ellos están utilizando equipo personal de protección y se rotan por turnos, además de implementar la sana distancia. El administrador añadió que solo un número muy limitado de personal entra en contacto con Behnken y Hurley. «De cualquier manera» dijo Bridenstine, «los astronautas siempre se ponen en cuarentena antes de viajar a la Estación Espacial Internacional; esta vez simplemente estamos tomando precauciones extra».

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

Compartir

Dejar respuesta