El 30 de mayo es la fecha límite para que las empresas paguen a sus trabajadores el reparto de las utilidades que les corresponden de acuerdo con el artículo 123 de la Ley Federal del Trabajo, por lo que es importante planear lo que harás con este monto extraordinario de dinero y poder aprovecharlo correctamente.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, (Condusef), las empresas deben repartir entre sus empleados 10 por ciento de sus utilidades en mayo; en tanto, las personas físicas con actividad empresarial deberán hacerlo a finales de junio.

Si bien el monto que recibirás no es fijo, debido a que se calcula conforme a los días trabajados y el salario que se recibe a la fecha, por lo que pensar en el ahorro, remodelar tu hogar, pagar deudas o destinarlo a tu Afore, podrían ser una opción.

Haz un plan financiero

Tanto el trabajador y como su familia podrían prever un presupuesto para definir los gastos que se deban cubrir en el corto y largo plazo como compras para el hogar, siempre y cuando sean prioritarias, o bien, pagar la colegiatura de los hijos, entre otros.

Pagar deudas

Se responsable de lo que debes. Aunque algunos bancos están otorgando prórrogas para los clientes que no cuenten en esta emergencia sanitaria por el coronavirus con los recursos suficientes para afrontar sus pagos, utilizar este dinero extra para pagar éstas deudas, ayudará a no tener que destinar recursos posteriores al pago de interés en el caso de las tarjetas de crédito.

Fondo de emergencia

Una vez liquidadas las deudas, es importante mantener la solvencia económica ante alguna contingencia, por lo que el resto del dinero a través de diferentes mecanismos como los fondos de inversión, que ofrecen la oportunidad de diversificar y reducir el riesgo de pérdidas, mismos que te ayudan a tener mayor rendimiento.

Ahorra en tu Afore

Invertir en la cuenta de ahorro para el retiro, es otra de las opciones para aprovechar este ingreso, del que según algunos expertos lo ideal sería destinar 10 por ciento, el cual no implica mayores “sacrificios” en necesidades presentes.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta