En México “nadie en su sano juicio puede decir cuántos son los casos (de Covid-19 hay) y dónde estamos en la curva de la epidemia”, afirmó José Narro Robles, ex rector de la UNAM, al acusar que la Secretaría de Salud, a través del subsecretario Hugo López-Gatell, ha mentido en el manejo de las cifras.

“No hay modelo matemático predictivo que aguante tantos cambios y tanta mala información”, aseguró el también ex secretario de Salud en entrevista con El Sol de México.

¿La cuarentena durará hasta agosto?

Narro Robles consideró que “es muy difícil decir en qué punto de la epidemia de la curva estamos porque el señor (subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo) López-Gatell ha cambiado, ha mentido y ha trasformado la realidad”.

El ex funcionario de la administración de Enrique Peña Nieto y experto en temas de salud pública afirmó que “el señor López-Gatell ha dicho una cifra y otra y ha hablado de un factor de convención y después se desdice; termina diciendo otro número, ha hablado de 8 que se multiplica por el número de casos comprobados en el sistema centinela, luego dijo que eran 30 o más”.

En la entrevista telefónica, Narro Robles criticó la forma en que el subsecretario ha manejado la epidemia.

Aseguró que se han hecho cálculos desde los cerca de 25 mil casos que informó el martes pasado (24 mil 905), hasta más de 700 mil casos si se multiplica por 50, 40 o 37, dependiendo del factor que utilice en el momento.

“Es muy difícil, no puede decir él que mañana (hoy) es el día pico y de ahí para abajo. No puede ser así, no es así. No hay modelo matemático predictivo que aguante tantos cambios y tanta mala información”.

-¿Hay manipulación de las cifras?

-No sé si es manipulación, porque eso implicaría una decisión específica para hacerlo, lo que sí puedo decir es que hay una enorme inconsistencia, hay falta de credibilidad, que como nos dice una cosa otra, nos dice otra.

“Nos dice que va a presentar una tabla con los datos, los estimadores y factores de corrección. Luego llega a decir que no es cierto, informa de veintitantos mil y termina diciendo, como lo dijo el sábado o domingo que 104 mil o un poquito más.

“¿Dónde estamos? No lo sabemos y ¿en qué sitio? No lo sabemos. No lo sabemos por una decisión que él tomó, por lo menos técnicamente, es atribuible a él porque nos dijo que para qué queríamos pruebas si daba lo mismo desde el punto de vista del tratamiento médico.

“El tema no es nada más de orden sanitario, es epidemiológico, de salud pública para la toma de decisiones, para la generación de políticas y lo que no se vale es lo que el señor subsecretario ha hecho”, dijo.

HABRÁ REBOTE

En tanto, el también exsecretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos  alertó que si no se realizan pruebas, una vez que se regresen a las actividades como se espera el 1 de junio, habría un rebote mucho peor.

“Queremos regresar a trabajar, pues hay que probar a las personas para saber si realmente en los centros de trabajo en donde hay mucha aglomeración de personas trabajando juntos, hay que saber que no hay alguien asintomático pero que está contagiado y que puede ocasionar un problema. Son fundamentales las pruebas porque si no, el número real que se está detectando es menor al que está sucediendo. Se abren las puertas, se quita la contingencia y empezamos a hacer actividades normales, el riesgo de un rebote y lo dijo la OMS, puede ser muy alto y entonces nos vamos a ver en un problema de perder mucho de lo que hayamos ganado”.

El secretario de Salud en el sexenio de Felipe Calderón señaló que con la manera tan imprecisa cómo se presentó la información sobre las nuevas estimaciones el pasado domingo, “da la impresión de que el interés es manejar cifras controlables en vez de aceptar que puede haber muchos más casos” e incluso, parece poca la intención de querer conocer con exactitud los casos reales.

Los exfuncionarios coincidieron en que al enfrentarse a un virus nuevo, no se pueden tomar sólo modelos antiguos sino que se deben reforzar y más cuando pueden tener síntomas similares a otras enfermedades. Razón por la que se ha cuestionado y dudado de los casos de enfermedades respiratorias o muertes adjudicadas a neumonías agudas.

Córdova Villalobos agregó que “resulta muy cuestionable el tener tanto paciente sospechoso, yo si tengo un sospechoso es porque tiene síntomas, si tiene síntomas pues le hago la prueba y si le hago la prueba entonces ya no hay dudas, no es sospechoso, es confirmado o es descartado.

 

“Todas estas inconsistencias hicieron que se empezara a dudar de la validez de las cifras que hasta este momento creo que ya resulta casi irrelevante porque no podemos ya creer qué cifras son las verdaderas, las únicas cifras verdaderas van a ser las de los pacientes hospitalizados, el riesgo del colapso hospitalario y el número de defunciones. Y eso sí también no se están obviando algunas, no digo que voluntariamente, pero casos etiquetados como neumonías atípicas que por el brote que se estaba teniendo lo más probable es que muchas de ellas hayan sido por coronavirus, pero ¿Cómo es posible que a esos pacientes que estaban graves no se les haya hecho la prueba?”.

Esta nota fue publicada en el Sol de México y MSN Noticias en la siguiente dirección:

https://www.elsoldemexico.com.mx/mexico/hugo-lopez-gatell-ha-mentido-covid-19-cifras-ssa-jose-narro-entrevista-exclusiva-5194094.html

https://www.msn.com/es-mx/noticias/mexico/ex-secretarios-de-salud-piden-m%c3%a1s-pruebas-de-covid-19-habr%c3%ada-un-rebote-peor/ar-BB13FxoU

Compartir

Dejar respuesta