Personal de la Secretaría de Marina desalojó a turistas que estaban en una playa de Acapulco, en el estado de Guerrero.

La tarde del miércoles, infantes de Marina y policías turísticos entraron a la playa Revolcadero, en la zona Diamante de dicho destino turístico, con el fin de realizar el operativo y evitar que la playa tuviera concentraciones de personas.

Según la revista Proceso, la mayoría de paseantes desalojados provenían de la Ciudad de México.

Y es que personal de restaurantes de Acapulco se niegan a cerrar sus puertas, debido a la pandemia de coronavirus.

Los oficiales de la Marina, con equipo antimotines, entraron a la playa y solicitaron a los paseantes de tres familias que se retiraran. Más delante desalojaron a vendedores de hamacas.

Agentes de Seguridad Pública local aseguraron que los paseantes desconocían de la restricción para entrar a la playa.

Esta nota originalmente se publicó en Radio Fórmula

Compartir

Dejar respuesta