Aunque el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aseguró que no existe un brote epidemiológico hospitalario como consecuencia de contagio por Covid-19 en el Hospital General Regional (HGR) N° 72 en Tlalnepantla, confirmó que sí se han reportado 19 casos de trabajadores contagiados.

«Hay mucha reunión de médicos en diferentes zonas y estamos preocupados estamos aquí desde la mañana no nos atendieron porque acaba de infectarse una zona y nos mandaron a otra», indicó Micaela Longoria, familiar de una paciente.

El IMSS precisó que el contagio entre la base laboral se originó en el exterior, entre personal que no labora en zonas de atención Covid-19 y que no tiene como función estar en contacto con pacientes sospechosos, según se determinó a través de un estudio epidemiológico de varias semanas.

Sin embargo retiraron todos los locales comerciales que se ubican en las inmediaciones del hospital.

«Supuestamente hay  muchas personas con el virus aquí, pero no sabemos en si nada, ahorita nos notificaron  que hay que cerrar, pero de donde vamos a solventar los gastos del diario (…) que se va a sanitizar que van a cerrar el negocio hasta nuevo aviso porque aquí el virus esta muy agresivo, aquí en el hospital», indicó un taquero de nombre Erick González.

El Instituto indicó que los 19 casos positivos de Covid-19 se encuentran en supervisión, al igual que sus contactos de sospecha, desde el pasado 27 de marzo, y no laboran en la unidad hospitalaria, en seguimiento al protocolo.

Se informa que fueron atendidos tres casos cero en este hospital: un paciente que viajó al extranjero, una médica internista que estuvo en contacto con un compañero médico que había sido tratado en un hospital privado por síntomas de coronavirus, y un médico que es personal del confianza.

En tanto, piden a los familiares de pacientes extremen sus medidas de higiene

«Lo que si protegen que nosotros que estamos acá afuera tenemos que taparnos la boca, la nariz y lavarnos bien las manos para no contagiar a los que están ahí internos», sostuvo Silvia, familiar de un paciente.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta