El secretario de la Marina estadounidense, Thomas Modly, muy criticado por su gestión de la crisis provocada por el contagio de varios militares del portaaviones nuclear Theodore Roosevelt, dimitió a su cargo, anunció este martes el secretario de Defensa, Mark Esper.

«Esta mañana he aceptado la dimisión del señor Modly (…) para que podamos pasar a otra cosa», tuiteó Esper, después de que la prensa informara sobre la salida del ya exsecretario de Marina.

Modly despidió el jueves al comandante del portaaviones, el capitán de navío Brett Crozier, que días antes había alertado sobre la situación en la embarcación en una carta.

La misiva se filtró a la prensa, y la evacuación del Theodore Roosevelt, negada en un primer momento por la jerarquía militar, se autorizó en la isla de Guam, en el Pacífico, donde sigue atracado el portaaviones.

Modly viajó el lunes a Guam para defender su decisión de restituir al comandante Crozier ante su tripulación, que vitoreó a su capitán cuando abandonaba el barco y filmó la escena, que se difundió ampliamente en las redes sociales.

En un discurso a bordo del portaaviones, el exsecretario de Marina criticó al comandante Crozier, al que calificó de «estúpido o ingenuo», y atribuyó la culpa del caso a la prensa.

Los medios estadounidenses difundieron también ese discurso, que suscitó críticas en el Congreso, donde varios parlamentarios pidieron la dimisión de Modly.

Esper, que había defendido a Modly en un primer momento, acabó aceptando su renuncia.

«Nombro al subsecretario del Ejército de Tierra, Jim McPherson, como secretario interino de la Marina», indicó Esper.

McPherson es un exalmirante que sabrá «restablecer la confianza y la estabilidad en el seno de la Marina durante este periodo difícil», indicó el secretario de Defensa en un comunicado.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta