Alexi Espinoza

El exdirector de la Policía Municipal de Loma Bonita, Juan Fernando G. P., fue vinculado a proceso como probable responsable del delito de desaparición forzada en agravio de la persona identificada con las siglas J. L. G. M.

Los hechos se suscitaron el 18 de febrero del presente año, aproximadamente entre las 11:05 y 11:20 horas, cuando la víctima fue detenida por policías municipales en inmediaciones del barrio La Escobeta, Loma Bonita, quienes lo trasladaron a los separos de la corporación.

Posteriormente, a las 20:00 horas, el exdirector de la Policía Municipal probablemente entregó a la víctima a dos personas desconocidas, quienes lo privaron de su libertad, trasladándolo a un domicilio ubicado en la colonia Del Sol del citado municipio, donde finalmente fue rescatada en esa misma fecha por elementos del Ejército mexicano.

En audiencia realizada el 6 de abril de 2020, el Juez de Control dictó auto de vinculación a proceso contra el imputado, imponiéndole la medida cautelar de prisión preventiva y otorgando dos meses para el cierre de investigación complementaria.

La madrugada del pasado 27 de marzo, fuerzas militares, federales y estatales catearon diversos domicilios de Loma Bonita al detener a diez de sus integrantes, entre ellos el director de la Policía Municipal de ese municipio y a cinco de sus subalternos.

En el operativo fue aprehendido Marco A. G. M., quien es identificado como el jefe de una célula del crimen organizado.

Junto con el entonces director de la Policía Municipal de Loma Bonita, Juan Fernando G. P., fueron capturados los policías municipales Juan G. P. M.; Jorge A. V. S.; Manuel R. A.; Fidel S. C. y Marco A. G. M., este último identificado como el jefe de plaza.

También fueron detenidos Elías V. L.; Julio N. A. M.; Eder A. R. C. alias “El Chirris”; Yiomara B. D.; quienes quedaron a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR).

En el operativo se aseguraron armas, cartuchos y cargadores, teléfonos celulares, memorias USB, laptops, dinero en efectivo, cocaína y marihuana.

Compartir

Dejar respuesta