Ante la posibilidad de que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) entre en vigor el 1 de julio próximo, la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) indicó que no es viable concluir en este periodo las reglamentaciones uniformes en un periodo de 60 o 90 días, que es la forma de interpretar las Reglas de Origen para la industria, previsto en el acuerdo.

El organismo indicó que a la fecha no se conocen estas reglamentaciones y tampoco tienen claro para cuándo podrían estar listas, por ello, señaló que la industria insiste en que se postergue la entrada en vigor del T-MEC hacia el 1 de enero de 2021.

En una video conferencia, el representante de la industria automotriz, Fausto Cuevas, dijo que es probable que se decida por la entrada en vigor el próximo 1 de Julio; sin embargo, ven difícil de atender el T–MEC con los nuevos requisitos para el cumplimiento de valor de contenido regional en los vehículos.

Explicó que esta nueva reglamentación “implica una serie de importantes cambios en los procesos, controles administrativos, cambios en sistemas de cómputo, tecnologías de información y pues en la relación y comunicación con la cadena de proveedores, lo cual no es viable concluir en un plazo de 90 o 60 días, es una situación difícil”.

Ante esta situación, expuso que de acuerdo con la Secretaría de Economía se plantean los regímenes alternativos de transición, que abre la posibilidad de plazos a cada una de las empresas para contar con plazos adicionales.

Sin embargo, Cuevas expuso que los regímenes alternativos de transición los tienen que pedir las empresas en lo individual, no es un tema de industria, sino de planes de integración específicos que cada una de las empresas deberá presentar a las autoridades de cada país.

Ante la emergencia sanitaria por el covid-19, por la que pararon 10 de las 12 armadoras de vehículos en el país, el especialista indicó que en abril difícilmente se tendrá producción alguna, lo que hicimos fue notificar a la Secretaría de Salud, que estaremos acatando las condiciones de contingencia.

Descartó dar un pronóstico del reinicio de operaciones en las plantas de industria automotriz instalada en el país porque está ligada principalmente a las operaciones y demanda en Estados Unidos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta