El gobierno federal ordenó a la industria nacional de acero, cemento y vidrio reducir al mínimo posible sus operaciones como parte de la contingencia derivada del covid-19, pero exigió que todas las empresas continúen sus labores exclusivamente para cumplir con su contratos vigentes para la construcción de la refinería de Dos Bocas, el Aeropuerto Felipe Ángeles, el Corredor Transístmico, el Tren Maya y los considerados como indispensables de Pemex y CFE.

Mediante un Acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación, la Secretaría de Salud estableció que las empresas de producción de acero, cemento y vidrio mantendrán una actividad mínima que evite efectos irreversibles en su operación.

Por lo cual, deberán informar a la Secretaría de Economía a través del correo electrónico: economia@economia.gob.mx, en un término no mayor a 24 horas a partir de la publicación de los presentes lineamientos, el número total de trabajadores que para dicho efecto resulte indispensable.

Asimismo, se establece que las minas de carbón mantendrán una actividad mínima que satisfaga la demanda de la Comisión Federal de Electricidad, para ello, emplearán un número mínimo de trabajadores.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta