CIUDAD DEL VATICANO.

El papa Francisco ha iniciado un fondo de emergencia para ayudar a las zonas afectadas por el coronavirus en los países en desarrollo, dijo el lunes el Vaticano.

El Papa ha destinado 750 mil dólares de fondos a su disposición como contribución inicial, según el Vaticano.

El pontífice ha pedido a las entidades de la Iglesia y a las diócesis que contribuyan en la medida que puedan.

Los fondos serán distribuidos a través de las Sociedades Misioneras Pontificias, que apoyan el trabajo de más de mil 100 diócesis, principalmente en África, Asia, Oceanía y parte de la región del Amazonas.

El mes pasado, Francisco donó 30 respiradores a los hospitales italianos en las zonas más afectadas por la pandemia de coronavirus.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta